sábado, noviembre 17, 2007

ahora salgo del abismo... salí flotando como volando lentamente de un acantilado de la costa gris... subí y vi una silueta, frente a mí, caminé hacia ella y vi a un tipo feliz, era él... sonó un claxon, cruce la pista, me acerqué hasta el tipo que caía hacia mí como cae un cielo dentro del alma... lo vi ya de cerca, parado frente al espejo, tocándose un grano...