sábado, octubre 20, 2007


Sentir lo intangible. Eso quiere ser. Las palabras rescatadas de un mecanuscrito hallado en las afueras de la ciudad. Dentro de un libro titulado Nada. Se hallaron también imágenes dentro del mismo, fotografías. Publicamos aquí algunas, son documentos de un tiempo del cual no tenemos mayor referencia que algunos túneles y palacios ruinosos por derrumbar.

Vi una serie de cosas en ese lugar... un niño haciendo malabares con limones, bolsas negras... nada de lo que quise ver... Poste de alta tensión; cinco cosas y dos casas, una dentro, otra afuera... y en las casas y en los cerros unas líneas amarillas. Y una piedra que volaba entre calles solas. Y una tabla incrustada en la pared de una calle gastada, esperando el final. Es un día del que no llega ni llegará el fin. Mejor volverse parte de un árbol, sin dejar de ser hombre. Así llegará el fin.