lunes, abril 02, 2007


Tal vez dejemos de soñar, tal vez no
Nuestra obligación es aceptar el sueño
Como hemos aceptado el universo
Para morir del corazón
Acabado por una hemiplejia
La mano izquierda
Sobre la mano derecha
Como la mano de un niño
Sobre la mano de un gigante…
Morir con impaciencia de morir
Sin una queja
Morir de viejo
Muy despacio.

Un obstáculo artificial
Levantado alrededor
De una realidad artificial
Y un punto sin retorno:
El punto por alcanzar.

Qué haces en esta vida,
Qué puedo hacer por acá…
¿Somos ángeles caídos…
O monos erguidos y ya?

Ver el rojo de las calles
Que no son la sangre de mí
Partido por una piedra
De esas que hacen los edificios
Al derrumbarse.

Y la resaca de todo lo sufrido
Empozada en el alma
Alma que sufre silente
Seca, fría, desesperada.

(sin autor)